jueves, 9 de julio de 2015

LIBRES!!! Libres?

Jesús enseño sobre la verdadera LIBERTAD, la Biblia relata en Juan 8:35. Que con toda autoridad Jesús declaró que "todo aquel que hace PECADO, es ESCLAVO de Pecado", por eso si procuramos ser verdaderamente LIBRES, el Único que pude liberarnos del Pecado es Jesús.
El mismo declaró lo siguiente a los que habían creído en él: "Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres." Juan 8:31-32
El apóstol Pablo lo remarca en Gálatas 5:1
"Estad, pues, firmes en la LIBERTAD con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud (el pecado)."
Pedro agrega, No usando dicha LIBERTAD "...como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios. 1 Pedro 2:16
Así que aprovechemos nuestra vida para declarar que CRISTO JESÚS sigue Vivo y que solo en Él somos Verdaderamente LIBRES !!!

D.A.B.

Libertad

El 9 de julio de 1816 tuvo lugar la declaración y firma del Acta de la Independencia por parte de los diputados provinciales reunidos en Tucumán. Este día recuerda la declaración de LIBERTAD. ¿Conoces la Declaración de Libertad de Dios? Jesús dijo “Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres”. El hombre vive esclavo. Si. Cada ser humano tiene sus propias cadenas. Para unos es la mentira, para otros los malos pensamientos, o infidelidades, o las drogas. Están quienes son presos del alcohol, la falta de perdón, la violencia familiar o la envidia. El problema es que nuestros pecados nos llevan al infierno.
La única manera de ser liberados y perdonados es que alguien pague nuestra deuda. UNO que nunca haya pecado, que sea inocente y esté dispuesto a ocupar nuestro lugar. ¿Quién puede hacer esto? Solo Dios es santo, por ello “De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo Unigénito para que todo aquel que en Él crea no se pierda mas tenga vida eterna”. Dios el Padre cargó en Jesús el pecado de todos nosotros. Él murió en la cruz, fue sepultado, resucitó con poder al tercer día y tiene el poder para transformar tu vida. ¿Qué debes hacer? Arrepentite y poné toda tu confianza SOLO en Jesús. Porque en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres en que podamos ser salvos.

H.A.G.